Las sociedades de derechos de autor pretenden controlar las descargas a través de los operadores

La sociedad belga de autores, compositores y editores (Sabam) ha emplazado a Belgacom, el operador histórico de telecomunicaciones, para que antes de ocho días impida que se descarguen por internet obras de su repertorio musical bajo la amenaza de emprender demandas legales.

Sabam ha enviado una carta oficial a Belgacom con la advertencia, un día después de que hiciera lo mismo con la segunda empresa en el mercado de acceso a internet, Telenet, informó hoy el diario Le Soir.

La ofensiva había comenzado anteriormente con otro proveedor más pequeño, Scarlet, quien accedió a filtrar que las obras musicales del catálogo de Sabam fueran descargadas a través de programas P2P, de intercambio de ficheros entre usuarios.

El Tribunal de Primera Instancia de Bruselas exigió al proveedor de servicios de internet Tiscali, actualmente Scarlet Extended Ltd, la adopción de medidas para evitar que los internautas descargasen el repertorio musical de la Sociedad Belga de Autores, Compositores y Editores (SABAM).

La sentencia, dictada el pasado 29 de junio, podría haber sentado un precedente legal en ese ámbito, según la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), que ve sus reivindicaciones mucho más cercanas.

Un portavoz de Belgacom, Haroun Fenaux, confirmó que habían recibido la carta de Sabam pero no avanzó cuál será la respuesta del mayor operador belga de telecomunicaciones, ya que primero tienen que analizar con detalle el documento.

“Nuestro papel es el de un simple transportista de información que no mira lo que pasa por sus tuberías”, señaló el portavoz, quien dijo que en principio Belgacom “no se opone” a soluciones técnicas pero siempre bajo el principio de “respetar la vida privada de nuestros clientes”.

fuente: 20minutos.es